Casarse es un rito religioso y dependiendo de la religión se acostumbran diversas tradiciones casi siempre relacionadas con llamar a la buena suerte o alejar malos espíritus.

Una de las tradiciones que se acostumbran es llevar ALGO AZUL.  ¿Sabes por qué?

En épocas bíblicas, el color azul y no el blanco representaba la pureza de la novia. Debida a un cambio en las costumbres de la época el azul en el atuendo nupcial fue dejando de simbolizar la pureza para representar la fidelidad y la constancia en el futuro matrimonial de la pareja. Hoy en día el toque azul generalmente aparece en una liga o cintita cosida en la parte interior de la novia, sin embargo hay muchas otras formas de llevar el azul en tu boda. Fíjate en estos ejemplos.

ALGO NUEVO: Lo nuevo simboliza su nueva vida en común, el proyecto que empiezan con su matrimonio. Una de las tradiciones, llevar algo nuevo, traerá prosperidad y felicidad a su matrimonio. Puede ser el vestido de novia que, por cierto, según la tradición no lo puede ver el novio hasta el día de la boda, no lo olvides!

ALGO PRESTADO: Entre las tradiciones también está la de llevar algo prestado, viene de una antigua superstición que dice que se puede atraer la felicidad si llevas puesto algo de alguien que es feliz en su matrimonio. Hoy en día, es un símbolo de amistad por parte de la persona que lo presta. Suele ser una intima amiga quien se lo deja a la novia y por lo general, es un pañuelo o alguna joya.

ALGO VIEJO: Llevar algo viejo es símbolo de la continuidad con lo anterior. Simboliza que los lazos familiares y con los amigos no se rompen, sólo se transforman para adaptarse a vuestra nueva vida en común. Puede ser una joya de familia o algún elemento como el velo de la novia que por tradición familiar pasa de madres a hijas.