Seguramente tus abuelos ni siquiera hubiesen pensado en trabajar juntos, porque prácticamente sólo el esposo es quien trabajaba en la familia. Luego tus papás quizás comenzaron a compartir gastos y trabajaban ambos, aunque normalmente en empresas diferentes y con responsabilidades también muy diferentes. Sin embargo hoy en día, que una pareja trabaje junta en un emprendimiento personal, es cada vez más común.

Pero, trabajar juntos es una buena idea o puede ser un peligro para la relación?  Vamos a tratar de descifrarlo.

Cuando trabajan en la misma compañía

En primer lugar deben tener presente que muchas empresas tienen normas que no permiten que los empleados tengan una relación con otro empleado. Cuidado si ustedes trabajan en una compañía así, porque entonces puede ser un peligro para su “estabilidad” laboral y aquí también puede convertirse en un peligro para la relación, ya que al tener que irse uno de la empresa empiezan los conflictos: – quién se va?  – al separarse podrán continuar tan enamorados como antes?

Nuestra recomendación es que efectivamente uno de los dos busque un nuevo empleo, continúen con su relación, pero ésta separación será además una prueba muy efectiva para ver si su amor soporta el cambio. 

Cuando uno trabaja para el otro

Puede suceder que un (a) jefe se enamore de su empleado (a)… y decidan seguir trabajando de esa manera aunque ahora son una pareja. Esta combinación es potencialmente peligrosa, porque comparten lugar de trabajo y al mismo tiempo hay una relación de poder sobre el otro. Si haces mal tu trabajo tu “jefe” se llevará su molestia a la casa?  Si tu jefe te ama como pareja pero quisiera despedirte como empleada, podrá hacerlo sin arriesgar la relación?  Mucho cuidado con este caso.

Nuestra recomendación es que si realmente están enamorados, el empleado (a) debería buscar otro empleo, y continuar su relación felizmente sólo como novios.

Cuando deciden abrir una empresa juntos

Actualmente muchas parejas optan por abrir una empresa juntos, ser “emprendedores”, lo que implica que los problemas laborales y los personales se pueden mezclar sin saber distinguir qué es lo profesional y qué no, sin embargo, cuando se logra compaginar ambas vidas (la laboral y la personal) es la mayor de las satisfacciones, ya que compartir todos y cada uno de los momentos de tu vida con la persona que quieres no tiene precio.

Nuestra recomendación es que deben comunicarse mucho y saber diferenciar el trabajo de las relaciones personales, lo que ocurre en el trabajo ha de dejarse en el puesto de trabajo y no llevarse los problemas laborales al ámbito personal.


http://novios2000.com/directorio/