David Francés sabe lo que se hace cuando se pone detrás de los pinceles, bases de maquillaje e iluminadores.No en vano, es la elección de cabecera de muchas de las famosas del panorama español.  Estos son sus consejos make-up para novias e invitadas.

¿Cuál es el secreto para un buen maquillaje de novia? Mi teoría es la búsqueda de luminosidad, la viveza en los ojos y, sobre todo, huir de los disfraces.

Tres productos indispensables que se deben tener a mano el día de la boda. El kit de retoque ideal son unas toallitas matificantes, un labial y un iluminador.

¿Qué tendencias en maquillaje avecinas para 2013? Respetando siempre la elegancia y naturalidad, podríamos decir que todo vale. A mí me parece que lo correcto es dejarlas radiantes y olvidarse de modas.

¿Qué tratamientos cosméticos aconsejas a las novias en su día a día los meses antes de la boda? Como prescriptor de piel, siempre aconsejo productos muy sencillos y con grandes principios activos, como el Serum F o las mascarillas de ácidos, osmopeel y osmowhite.

Muchas celebrities se han deshecho en halagos con el sérum que lleva tu nombre. ¿Cuál es el secreto? ¿Es el ácido hialurónico tan mágico como dicen? ¡Me halagas! El Serum F es un cóctel perfecto de cuatro principios activos, entre ellos un porcentaje potente de hialurónico. Esa mezcla es la que lo hace tan efectivo. El hialurónico en esos porcentajes sí es sorprendente en su efecto.

¿En qué consiste exactamente el servicio que ofreces a las novias en el espacio que tienes en Madrid? Lo primero que hacemos al recibir a la novia es diagnosticarle la piel. En el presupuesto van las pruebas incluidas. Cuando ella decide, hacemos una prueba más profesional y los visagismos -estudio de las formas, volúmenes y proporciones del rostro-, teniendo en cuenta cómo es ella en su vida diaria. Una vez encontrado el look ideal, lo trasladamos al día del evento, que se realiza donde ella se prepare.

Hay muchas novias que deciden maquillarse ellas mismas en el día de la boda. ¿Qué tips les darías? Es importante hacer un buen curso de maquillaje, muy personalizado. No obstante, si te casas en un sitio donde puedes contratar un buen profesional, no lo dudes: ¡un mal maquillaje te ‘fastidia’ el look!