El sábado 4 de agosto de 2012 Ramón Castro dejó atrás la soltería y se unió en matrimonio con su novia, María Carolina Orta, en una ceremonia celebrada en la Iglesia Santa Ana de la Lagunita, en Caracas.

María Carolina lució un hermoso diseño de la española  Rosa Clará  mientras que Ramón vistió el clásico paltó levita con camisa y corbata de Roberto Cavalli y zapatos de Hugo Boss. La recepción tuvo lugar en un salón del Valle Arriba Athletic Club, lugar en el que reinó el buen gusto, orquídeas y rosas en colores violeta, pequeños candelabros colgantes, muebles blancos así como mesas de dulces y diversas exquisiteces gastronómicas.