Has pasado meses, quizás años soñando con tu boda. Organizar cada detalle ha sido complicado, a veces estresante, y por supuesto no quieres que NADA arruine ese momento tan especial. Para evitar cualquier inconveniente, te dejamos 5 recomendaciones a tomar en cuenta para que tu fiesta sea tan maravillosa como la soñaste.

Confirma con todos

Aunque te hayas reunido con cada proveedor, aunque tengas un contrato firmado, aunque te han dicho que son super responsables, confirma con cada uno de ellos durante la semana anterior a tu boda. Aunque para algunos puedas parecer algo neurótica, la directora de esta página no podía encontrar a su maquillador el día de su boda… se había quedado dormido, por eso es preferible confirmar y re-confirmar.

Todo a su tiempo

Es fundamental que en la fiesta todos los involucrados tengan un programa de lo que sucederá a lo largo del evento. La orquesta debe estar muy clara de la hora en que llegan los novios al salón, si servirán cena, si tendrán algún show “sorpresa”, a qué hora repartirán el cotillón, etc. No puedes planificar la “hora loca” cuando acaban de servir la cena, o no puedes pedirle a la orquesta que terminen su set abruptamente porque llegó un show especial. Todo a su tiempo, si organizas bien el programa de la noche y todos saben lo que sucederá, es más seguro que tengas un desarrollo fluído y todos disfrutarán su momento.

El fotógrafo es testigo

Así como el árbitro de un partido de fútbol no debe interferir en las jugadas, o como el periodista no debe ser protagonista de la noticia, el fotógrafo debe saber cuándo y cómo tomar las fotos para no interrumpir momentos especiales. Puedes planificar un horario para tomarte fotos en el set, luego del brindis y primer baile es un buen momento. Luego de ese tiempo que reservaste para las fotos, pídele que esté presente y capte momentos, pero que no interrumpa o interfiera con el disfrute o desarrollo de la fiesta. Si los novios están bailando una ronda con todos los amigos al son de la música de la orquesta, probablemente llamarlos para tomarles unas fotos es acabar con la ronda y el disfrute de los amigos en ese momento.

Prepara un kit de emergencia

Aunque un kit de primeros auxilios es importante, seguramente el salón cuenta con uno. Esta vez nos referimos a un kit de emergencias para la novia, para poder solucionar cualquier imprevisto como que se rompa algo del vestido, que se te rompa una uña, etc. El kit debe ser pequeño pero tener de todo, agujas, hilo, imperdibles, cinta doble faz, peine, lima de uñas, brillo de uñas, curitas, antiácidos, analgésicos, toallas sanitarias y diarias, gotas para los ojos, pañuelo, gotas descongestionantes, antialérgico, caramelos de menta, hilo y cepillo dental. Este kit lo debe tener alguien muy cercano a ti, que te lo pueda dar en el momento en que lo necesites.

Protocolo y animación

Es buena idea que tengas a alguien que se encargue de estar pendiente del programa, de la orquesta, el fotgógrafo, etc. Si no has contratado un wedding planner, debes pedirle a alguien cercano que sea tu voz y oídos en la fiesta, así no serás tú quien se preocupe por las cosas, sino alguien más. También es bueno que si la orquesta no tiene un animador, le pidas a ese amigo que siempre es el “alma de las fiestas” que te ayude a mantener animada la pista de baile. La idea es que todos disfruten y recuerden por años lo bien que la pasaron en tu boda.

Lo más importante es que ustedes, los novios, disfruten su momento. Si hay errores o contratiempos no les den mucha importancia, aprendan a delegar y dedíquense a disfrutar.