Los Naked Cakes están de moda en la decoración de bodas al aire libre o vintage. Estos pasteles desnudos son los que carecen de frosting, crema, baño o cobertura, sin dejar de ser húmedos y esponjosos.

Naked2

Pinterest

 

Elaboración: La idea al elaborar un Naked Cake es tener un bizcocho o ponqué muy esponjoso y suave que se pueda picar en varias capas y agregar un relleno cremoso. Normalmente, para que el bizcocho no se seque se da un ligero baño con almíbar. Es importante que se aplique con una especie de pincel bien escurrido para que no nos pasemos con el dulce. Cada capa o piso puede ser de un sabor distinto y está en tendencia incluir de chocolate, zanahorias, de vainilla o de algún fruto seco.

Decoración: Estos pasteles desnudos llevan una decoración particular y es que la idea es que se vea la mayor cantidad de ponqué posible. La decoración según el estilo de tu boda puede incluir frutas y flores naturales. La idea es poner la decoración lo más natural posible.

La tendencia para la mesa de postres con Naked Cakes es un estilo rustico y por lo general el plato para colocar este tipo de torta para bodas es uno de madera rustica o fuentes muy sencillas y de gran altura para que el pastel destaque aún más. La tendencia es totalmente minimalista e impresionante. Incluso si deseas puedes incluir presentaciones individuales para obsequiar a los invitados o para reservar la torta grande para los novios.

Deja volar tu imaginación, mezcla colores y sabores para sorprender en ese día tan especial.

Artículo cortesía de Eme de Mujer