Gracias a Papelón Estudio y Eme de Mujer, realizamos un hermoso concurso donde buscamos #NoviosDeRevista. Tuvimos 4 finalistas y Katherin y Eduardo tuvieron la suerte de ganar una fabulosa sesión de fotos Pre-Boda.

Los espacios del Ateneo del Hatillo fue la locación escogida para realizar esta espectacular sesión, un lugar mágico que conjuga hermosos espacios abiertos donde la naturaleza se funde con el arte y un secreto en su interior, un mágico café que bien podría estar en el medio de los callejones de París. Sin duda, el Ateneo del Hatillo resultó para nosotros un descubrimiento increíble y las fotos que conseguimos son irrepetibles.

Desde el encuentro inicial, en una reconocida farmacia a la entrada de La Lagunita, sentimos la química y el amor entre Katherine y Eduardo, además de una actitud relajada, divertida y abierta, sin duda un excelente presagio de la inolvidable experiencia que estábamos a punto de vivir.

Llegamos a la locación que escogimos por sus hermosos jardines, sin sospechar que también encontraríamos ese pequeño pedacito de París en su interior. Nos miramos con emoción, el representante de Eme, Antonio Posteraro y Marianna de Papelón, nosotras y los propios novios, habíamos encontrado el final perfecto para la sesión, un final de película (ya lo verán en la galería de fotos). Sin más preámbulo los novios empezaron a arreglarse para el primer cambio de vestuario a la vez que los fotógrafos preparaban sus equipos y nosotras arreglábamos la mesa del catering. Era una tarde que prometía… y no nos defraudó.

Un primer cambio muy ligero, blanco, relajado. Fotos rodeados de verde y arte. Amor, complicidad, romanticismo.

Seguimos con un cambio de vestuario más dinámico. Les pedimos que trajeran ropa que los identificara como pareja, que reflejara sus gustos o hobbies. No podía ser mejor, se vistieron de acuerdo a su equipo favorito de beisbol, los Leones del Caracas. Aquí vemos fotos más activas, divertidas…. hasta los pusimos a brincar en una cama elástica (lo que trajo como resultado, además de fotos divertidas, un tobillo muy adolorido gracias a una caída anterior).

Cerramos con un tercer cambio elegante, formal, sensual. Este era el momento que estábamos esperando, el cierre de película dentro del café parisino. Fotos sensuales, misteriosas, nocturnas… un mood más profundo, más íntimo.

Los resultados fueron los que esperamos desde que nos encontramos en aquella farmacia, una delicia total. Gracias a Katherine y Eduardo por participar y brindarnos la oportunidad de ser testigos de su amor. Gracias a Eme de Mujer por acompañarnos y ser cómplices en esta experiencia. Gracias totales a Papelón Estudio, Antonio “Toto” Posteraro y su equipo son profesionales sin igual y seres humanos únicas. Novios2000 quedó más que satisfecho y repetiremos esta experiencia muy pronto…. ya les contaremos, por ahora disfruten de una selección de las fotos y el video del tras cámaras.