En muchas oportunidades me han preguntado cuáles son las tendencias de boda actualmente. Hemos visto decoración vintage, cabinas fotográficas, estaciones de comida, pizarras, moda hipster, áreas lounge… pero las tradiciones, ésas que vivieron nuestros padres, muchas veces han sido dejadas de lado por estar “fuera de moda”. Sin embargo hoy quiero abogar por ellas, rescatemos las tradiciones, o algunas de ellas al menos.

En días pasados tuve la oportunidad de asistir a una boda en la que las tradiciones tenían una presencia bastante protagónica y aunque en un principio me pareció extraño, luego lo aprecié mucho, tanto que ahora les escribo esta editorial. Dentro de las muchas tradiciones que desde siempre han caracterizado las bodas, hay algunas que realmente vale la pena rescatar.

Asignar las mesas

Si en tu fiesta te decides por una decoración más clásica, con mesas vestidas de 8 o 10 puestos, es super elegante y agradable que asignes los puestos. Estudia tu lista de invitados y acomódalos en cada mesa de acuerdo a sus afinidades, así puedes decidir tener mesas por cada “lugar”, una para la gente del trabajo, otra para los amigos del club, otra para la familia del novio…

Recuerdos

Darle un detalle a cada invitado es una forma de agradecerles su presencia. Puedes entregarlos a su llegada, al momento de recibir su regalo o a la salida de la fiesta. Aprovecha ésta tradición para distinguirte con un detalle super original que los represente como pareja, desde un chocolate personalizado hasta una pequeña maceta con una planta miniatura. Incluso puedes fusionar ambas ideas, un recuerdo que a su vez sirva como asignador de mes.

La mesa de los Novios

Normalmente se acostumbraba tener una mesa especial para los novios, los padrinos y sus padres. Esta tradición se fue perdiendo hasta que prácticamente los novios no tenían un lugar donde sentarse durante toda la boda. Hay que rescatar esta buena costumbre, los novios deben tener una mesa especial para ellos solos o con sus padrinos y padres, donde pueden sentarse a disfrutar de la cena o simplemente descansar del baile.

Novios2000.-