Cuando organices tu boda puedes ser La Mejor Novia del mundo”… es fácil.

  1. Cuando tu mamá te diga cuál es el mejor salón para hacer tu boda, asiente y contrata el sitio.
  2. Cuando tu hermana te diga que ese vestido no te hace lucir tan bonita, acéptalo y elige el que ella te sugiere.
  3. Cuando tu suegra te diga que no hay nada más bonito que las tortas blancas, pídele que te ayude a elegirla.
  4. Cuando tu mejor amiga te pida que ni se te ocurra planificar tu boda en julio porque ella tiene un viaje por esos días, piensa en ella y cambia la fecha de tu fiesta.
  5. Cuando tu novio te diga que él no quiere bailar vals y que lo que más le gusta es la cumbia, contrata una orquesta de cumbias y vallenatos.

Listo, te has convertido en la “mejor novia del mundo”…. aunque quizás también la más infeliz.

Organizar tu boda y ser una buena novia, no tiene nada que ver con complacer a todos y olvidarte de ti. Una boda es de dos, de la novia y el novio. Tooooooodos los demás quieren ayudarte, pero no es su boda, y aunque puedan sugerirte ideas maravillosas (o no), al final quienes deciden son ustedes, los novios.

Tu boda debería ser un reflejo de ustedes, los novios. Desde el mismo momento en que tus invitados reciben la tarjeta, deberían decir: “no podía ser de otra manera, es la boda de fulanita y menganito”. Si durante el noviazgo todos han visto que disfrutan los viajes a la playa, que les encanta hacer deportes extremos, que son super creativos y originales…. porqué su boda va a ser en un sobrio salón con mesas elegantemente vestidas y con un código de vestimenta de etiqueta?  Tendría más sentido que su boda sea en la playa, o algún hermoso jardín, con protagonismo de la naturaleza y vestimenta casual.

El primer trabajo de una Wedding Planner debe ser conocer a los novios, conversar con ellos largamente, conocer sus hobbies, cómo se conocieron, en qué trabajan, cuáles son sus gustos musicales…. en fin, saber realmente quiénes son, para entonces poder asesorarlos y organizar con ellos una celebración que les encante.

No se trata de que les den la espalda a sus familiares y amigos, no. Se trata de que si ustedes están claros de lo que quieren, todos los apoyarán y ayudarán a conseguir la fiesta que sueñan. Porque a la corta o a la larga, todos quieren celebrar con ustedes su amor y verlos felices. Eso sí te hace la “mejor novia del mundo”, una novia FELIZ.