Pedir la mano de la novia a los padres, es una parte importante de los acontecimientos que acompañan a la boda de una pareja. Aunque tengas pensado hacer una boda super original, la tradición de la Pedida de Mano es algo que deberías cumplir, no sólo por demostrar respeto a los padres de la novia, sino porque para ella también es un momento muy especial que recordará el resto de su vida. Créenos, es importante, por eso queremos ayudarte con estos consejos.
  • Evita la improvisación, si no estás acostumbrado a hacerlo, ensaya frente al espejo algunas breves palabras, mira tu rostro hasta que te sientas seguro de lo que vas a decir.
  • Jamás lleves un papel escrito, pues eso relfejaría falta de seguridad para asumir el momento. Trata de no extenderte mucho para que la emoción del momento no te juegue una mala pasada.
  • Dependiendo de la situación trata de hablar sentado, es mucho más fácil dominar la escena que cuando uno está de pie. Dirígete a los padres de tu novia con respeto.
  • Al pedir la mano de tu novia, ve al grano, manifiesta que te quieres casar con ella y que mutuamente han decido unirse en matrimonio y que quieren compartir su decisión con ellos.
  • Evita las bromas salvo que estés absolutamente seguro que serán bien recibidas y oportunas. Una broma que no cause el efecto deseado sólo generará más tensión.
  • Después de terminar tus palabras, espera que el padre de tu novia exprese su consentimiento.
  • Y finalmente, recuerda que no hay palabras mal dichas cuando se dicen con el corazón.