Salvaje, divertido, con ternura, rápido o con paciencia, cada signo tiene una forma particular de vivir una noche de pasión. ¿Crees que conoces bien a tu pareja en la intimidad?

Con información de univision.com

ARIES

El punto sensible de los arianos está en su cabeza. No hay nada que les guste más que les acaricien esa parte del cuerpo y sobre todo que les “soplen” en las orejas, las muerdan suavemente y jueguen con sus cabellos ensortijándolos, enredándotelos en el cuerpo, si los tienen o con su cabeza rapada si ese es el caso.

TAURO

Los nativos de Tauro han hecho del cuello y la garganta una especie de fetiche. Los besos muy prolongados, las caricias y aire caliente en el cuello, los masajes corporales con aceites fragantes antes y después de la intimidad los enloquecen. Muchos Tauro aspiran a ser “mordidos” en la nuca o la garganta, suavemente, pero para hacerlo hay que saber la intensidad con que se hace para no lastimar y convertir un acto placentero en una molestia.

GEMINIS

Siendo un signo mental y comunicativo por excelencia a Géminis le interesa mucho el juego de palabras, la insinuación inteligente, decir que se va a hacer algo, y hacer lo contrario. Los besos profundos, prolongados, húmedos y llenos de pasión, pero sorpresivos, como “robados” causan mucho deleite a los geminianos.

CANCER

La vida sexual de Cáncer está muy ligada a la Luna, su regente, y al sexo tántrico. No hay nada más estimulante que ese paseo de noche, al lado del mar, ¡como cangrejos que son! Una intimidad en la que se prolongue el tiempo de los juegos previos antes de llegar a la culminación sexual.

LEO

El abdomen, la región del vientre debajo del corazón es un punto irresistible para los Leo y las Leo. Intenta aceites aromáticos en esa parte del cuerpo, masajes que estimulen la circulación y la imaginación. Leo disfruta cuando le tratan como un rey o una reina y si quieres hacerle feliz compórtate como un “súbdito fiel” durante una fantasía amorosa en un juego sexual que puede resultar muy divertido si se hace bien, y por supuesto, los dos están de acuerdo.

VIRGO

Hay ciertas partes del cuerpo que se consideran “tabú”. Sin embargo, el deseo de que sean “exploradas” es una fantasía que siempre te acompaña. Pregunta, o más bien, haz sin preguntar, y verás los resultados. Lo mejor que se puede hacer en esos casos es ir “poco a poco” e irse ganando la confianza de la pareja para realizar esos avances que tal vez se hayan considerado de una forma errónea debido a la formación de la persona o su tradición familiar o religiosa. Por supuesto, todo esto siempre es cuando los dos miembros de la pareja se sientan dispuestos a “experimentar”.

LIBRA

¡Amor disfrazado! Una sección de “striptease” en la que tu pareja danza y baila para ti encima de una mesa, con ropas de las cuales se va despojando poco a poco al ritmo de la música en el mejor estilo de un “tabledance”.Baños de espuma en bañeras repletas de pompas de jabón, o mejor aún, si se dispone de un “jacuzzi” donde se puede hacer todo sin tener que salir del agua. Una escapada de fin de semana a un hotel o un spa privado donde se convierte en una estupenda segunda Luna de Miel.

ESCORPION

¡Lo oculto y prohibido es la gran fantasía escorpiónida! Intentar el amor en un lugar donde tengan que correr a un escondite y darse besos apasionados de forma furtiva temiendo ser descubiertos a cada instante. También la personificación de alguien que sea uno de sus personajes favoritos en el cine o la televisión para hacerles vivir la ilusión de estar teniendo una relación intensa y oculta con ese actor o actriz que les cautiva la imaginación.

SAGITARIO

¡Sexo al aire libre! Siendo un signo amante de la naturaleza y el deporte muchos sagitarianos sueñan secretamente con ese paseo por un bosque, campo, playa desierta, donde puedan hacer el amor en medio de la naturaleza, con el cielo como testigo y la Luna como curiosa. Un paseo en un bote, donde puedan estar “en traje de Adán y Eva sin las hojas de parra” constituye otra de las fantasías sagitarianas que no siempre se pueden satisfacer, pero cuando se logran realizar se recuerdan por muchos años y revitalizan la relación.

CAPRICORNIO

Metódicos y disciplinados los capricornianos tienen una gran dosis de erotismo oculto que no manifiestan abiertamente para no dar su brazo a torcer. El gran juego consiste en descubrir esa fantasía que no confiesan.

ACUARIO

¡Sexo en el aire! Los acuarianos innovadores, revolucionarios e inventivos tienen esa fantasía oculta. ¡Amar en un avión! Encerrarse en la cabina con su pareja y tener una relación rápida, pero siempre quiere algo atrevido.

PISCIS

Muchos piscianos o piscianas no se atreven a decirle a su pareja que les gustaría tener una fantasía sexual en la que uno de los dos fuera “dominado” por el otro. Una especie de juego con alguna ropa negra y una máscara al estilo “Batman” que estimule su imaginación y le haga sentir algo diferente, una sensación de sumisión voluntaria frente a su pareja, claro, solamente a la hora de la intimidad y como un juego entre ambos. También los pies son extremadamente importantes.