Luego de aquel penoso video que se hizo viral en las redes, muchos pensaron que la ansiada boda no se llevaría a cabo, pero el amor todo lo puede y Erika Shwarzgruber y su novio Abraham sí se casaron. La esperada #chamitosboda se celebró en San Antonio de los Altos el sábado 8 de julio, a la que asistieron sus familiares y amigos cercanos.

Erika eligió a Daniel Sanchez  para la realización de su vestido, un romántico y “estrellado” diseño que cumplió totalmente con las expectativas de la actriz, que pidió que el vestido tuviese muchas estrellas. Con un corpiño hermosamente bordado y una amplia falda de tul, el vestido de Erika parecía sacado de un cuento de hadas. Pero las estrellas también brillaron en su tocado, una hermosa creación de George Wittels, quien también diseñó las copas de champagne para el brindis con el mismo motivo.

Su primer baile tenía que sea acorde a esta boda de cuento de hadas. Al compás de la canción “Veo en ti la luz” de la película de Disney Rapunzel, los ahora esposos de la #chamitosboda, bailaron y deslumbraron a todos.

Las fotografías del evento estuvieron a cargo de la talentosa Suhail Theis, quien logró captar con su lente, instantes únicos de esta celebración, la alegría, el amor y el orgullo fueron evidentes en cada imagen. También los profesionales de LeoDaVinci estuvieron presentes para captar los detalles de la celebración.

Le decoración de la boda estuvo a cargo de Evolution Eventos, quienes trabajaron de la mano con la wedding planner, All Designs Party and Event, para lograr el sueño de Erika, un verdadero cuento de hadas en un mundo de fantasía lleno de estrellas, por eso el detalle de Radicalarte con sus personajes, era perfecto para esta boda.  No faltaron los buenos deseos para Venezuela, por eso lanzaron un ramo de globos tricolor acompañados de las notas de una banda musical, con el deseo de paz y reconciliación para todos los venezolanos.