La boda es sin duda uno de los días más importantes en la vida de cualquier persona, por eso la idea es vivirla a plenitud. Cuando hablamos con los novios una de las solicitudes más recurrentes es “queremos disfrutarlo todo”, por eso la idea siempre será que no se preocupen de nada en su día… cada detalle debe estar planificado, incluso el carro de bodas.

La costumbre es que la novia llega a la iglesia con su padre en un automóvil especial, por lo general se acostumbra un carro antiguo o una limousina. Luego de celebrado el matrimonio por la iglesia, en el automóvil se irán los nuevos esposos hacia su fiesta de celebración.

La llegada de la Novia

Hay novias que deciden cambiarse en el lugar y estar ahí cuando empiece la ceremonia, como en el caso de las bodas que se realizan en fincas o lugares similares. Pero si el matrimonio es en una iglesia, probablemente la novia decida llegar a la iglesia en un vehículo, y necesitará un automóvil suficientemente amplio para que esté cómoda con su vestido de novia, que suele ser amplio. No es recomendable un carro descapotable porque pondría en riesgo su peinado y ella quiere llegar impecable a la iglesia.

Asegura con el chofer las horas de llegada tanto para ir a buscar a la novia, como para llegar a la iglesia, no querrás llegar tarde a tu propia boda.

Dependiendo del presupuesto y los deseos de cada novia, el traslado puede ser en el automóvil de un familiar o en un carro alquilado, como un automóvil antiguo, un coche con caballos o una limousina, pero más allá del vehículo elegido, es importante que prestes atención a la decoración que tendrá. Si es un auto de alquiler, la empresa ya conocerá este tipo de eventos y realizarán la decoración pertinente. Pero si se trata de un auto familiar, la tarea debe ser planificada para que esté listo un par de horas antes de ir a la iglesia.

Siempre tengan un plan B por si surge algún contratiempo con el vehículo elegido.

Es importante que en el traslado se respeten ciertos protocolos para que todo salga perfecto. La novia debe entrar al auto por la puerta posterior derecha, luego, el padre sentándose detrás. El auto debe detenerse exactamente frente al atrio. El conductor deberá apagar el motor, bajar y abrir la puerta correspondiente del padre de la novia. El padre de la novia debe salir antes del auto, para así ayudar a la novia a descender, ofreciendo el brazo izquierdo.


Ver también PROTOCOLO DE BODA PARA LA IGLESIA


La salida de los Novios ya como esposos

Normalmente el mismo automóvil en que llegó la Novia será el que utilicen los nuevos esposos para salir de la iglesia y dirigirse a la fiesta. Decimos normalmente porque pueden haber variaciones, en las que el Novio es quien maneja un automóvil descapotable o motocicleta, y la novia es su compañera de viaje.

Si son novios aventureros, la opción de un carro deportivo o una motocicleta es perfecta para salir de la iglesia, pero deben tener mucho cuidado con el vestido de la Novia. Ir en moto con un vestido largo y voluminoso es muy peligroso, así que debemos recomendar que no opten por esta idea. De igual forma, un carro deportivo suele ser bastante angosto y no es cómodo para vestidos muy voluminosos.

Las motos con sidecar, perfectas para una boda en el campo o en la ciudad.

Si se deciden por la salida tradicional en el automóvil con chofer, la novia irá sentada nuevamente en el asiento posterior a la derecha, mientras que el novio estará en la izquierda junto a ella, el asiento de delante junto al conductor deberá ir vacío para dar todo el protagonismo a la pareja de recién casados.

./Novios2000