No hablamos de heroínas, aunque también lo son, nos referimos a la tendencia que vemos más marcada en la más reciente New York Bridal Fashion Week y la Barcelona Bridal Fashion Week: las capas para Novias.

Si bien es cierto que desde un par de años, esta tendencia de las capas ha tenido protagonismo en las distintas alfombras rojas del mundo del espectáculo, recién ahora vemos cómo se ha afianzado en el mercado de las bodas.  Largas, cortas, con transparencias o estructuradas,  las capas van bien para cualquier estilo.

Gwyneth Paltrow en Tom Ford

Lupita Nyong’o en Ralph Lauren

HISTORIA DE LAS CAPAS

Desde pequeñas hemos visto las ilustraciones y fotografías de las reinas con largas capas de terciopelo, también las reinas de belleza suelen ser coronadas con una capa, por ello tenemos muy presente que las capas son super elegantes.  Sin embargo la historia de la capa como prenda de vestir va mucho más allá.

La capa es principalmente una prenda de vestir de abrigo.  Los romanos la tomaron de los celtíberos y se parecía más a un poncho que a la capa que conocemos hoy, quedaba abierta por los costados. Por su parte, los árabes nos dejaron el albornoz, una capa con capucha podríamos llamarlo, y en la Edad Media, la capa ya era una prenda obligada para los estamentos.

Reina Máxima de Holanda

Reina Isabel de Inglaterra

En el siglo XVI, la capa pasa a ser una seña de linaje: cuanto más corta se llevaba, mayor nobleza se presumía. En el siglo XVIII, la dinastía borbónica la trajo de vuelta junto a sus gustos franceses. En el siglo XIX, triunfa definitivamente la capa española y sus cuatro modelos: la madrileña, oscura y con esclavina, cuello y embozo de terciopelo de colores; la catalana, muy amplia; la castellana, de paño marrón y adornada con grandes broches; y la andaluza, más corta que el resto.  Para traerlas al siglo XXI, los diseñadores han decidido simplificar la capa.

LAS CAPAS PARA LAS NOVIAS

En la más reciente pasarela de la New York Bridal Fashion Week hemos visto en la mayoría de los diseñadores uno o más modelos con capas.  Monique Lhuiller nos presenta modelos con capas muy finas y delicadas, tanto en versiones largas como cortas. Vera Wang, fiel a su estilo teatral, presenta capas igualmente dramáticas. Peter Lagner y Mira Zwillinger proponen capas super románticas, con telas ligeras y apliques delicados.

Rosa Clará, por su lado, en la apertura de la Barcelona Bridal Fashion Week, también presentó modelos con tejidos ligeros, capas y sobre todo muchas transparencias, en una colección más etérea y femenina que nunca.

Rosa Clará – Barcelona Bridal Week

Rosa Clará – Barcelona Bridal Week

En Venezuela también hemos visto recientemente esta tendencia, como en la hermosa Andreína Castro, quien utilizó un hermoso vestido con capa del afamado diseñador Alejandro Fajardo.

Alejandro Fajardo – Novia Andreína Castro

Está demostrado que esta tendencia definitivamente será protagonista en los 5 continentes. Y tú… te animas a casarte con una capa?

∈ – Kristin Pardo    #BodaBlogger