Si te casas de día, una de las tendencias en colores que más resaltan esta temporada, es el amarillo, y es que este color da una frescura a la decoración que ilumina cualquier espacio.

Si te da un poco de miedo usar el amarillo solo, combinado con otros tonos puedes restarle algo de protagonismo y seguir disfrutando de su luz. Por ejemplo, aparte de con blanco, que queda perfecto, va muy bien combinado con gris o lavanda para suavizarlo, incluso con verde le aportaa aún más frescura al amarillo.

Mira estas imágenes que te inspirarán para tu propia boda.