No se trata de que adelgaces y pases de una talla 12 a una talla 4… se trata de que estés saludable y te sientas perfecta para ese día tan especial.  Desde que fijan la fecha de la boda puedes preparar un plan para que estés en forma el día de tu boda, pero si ya ha pasado el tiempo y tienes la fecha muy cerca, te damos algunos datos con los que puedes sentirte, y verte, maravillosa.

1.- Desintoxícate: No importa la dieta que lleves, a partir de que dices acepto, debes pensar en que tus hábitos alimenticios pueden mejorar. Por ello, debes incluir alimentos que ayuden a desintoxicar tu organismo y a incrementar tu metabolismo; por ejemplo: Ingiere productos bajos en carbohidratos y sodio. Si quieres hacer una dieta de adelgazamiento con un objetivo de perder unos 8 kilos, lo recomendable es comenzar entre 4 y 6 meses antes del evento.

2.- Conoce tu cuerpo: Si quieres rebajar y tonificar el abdomen, hay que tener mucho cuidado con las bebidas azucaradas, con gas y el alcohol: ¡evítalas!  Para la zona de los glúteos y las caderas es bueno reducir el consumo de grasas y carbohidratos. También es importante beber un mínimo de 2 litros de agua al día y tomar frutas (no más de dos al día ¡contienen azúcares!) y verduras que favorezcan la eliminación de líquidos. La piña y los espárragos son una buena opción para ello.

3.- Muévete: Una combinación de ejercicios de alta intensidad con entrenamiento de fuerza, ayudará a quemar las calorías que tienes de más y lucirás una figura más estilizada el día de tu boda. Realiza alguna rutina tres veces a la semana.

4.- Porciones  más pequeñas: Una fórmula efectiva para quemar grasa es realizar cinco comidas pequeñas al día. Puedes ingerir almendras, zanahorias o fruta para acelerar tu metabolismo.

5.- Elige el vestido con la talla correcta: Si quieres ponerte más en forma para tu boda, perfecto, pero recuerda que la talla del vestido que elijas debe ser fiel a tu complexión real. Podrán hacerse ajustes de centímetros, pero no se puede cambiar todo un vestido de tallas y tampoco es sano que te compres uno mucho más pequeño esperando llegar a esa talla, eso sólo te sumará stress y probablemente no lo consigas.

6.- Prepárate para el estrés: El enemigo número uno en la alimentación de todos es el estrés. Hay quienes comen de más, hay quienes de menos; lo importante es nunca saltarte las comidas, siempre comer raciones normales, agregar verduras a tu alimentación y tomar mucha agua.

7.- Relájate: También debes relajarte, por lo que una visita al spa dos días antes de tu boda no te caería nada mal, para consentirte con un masaje o con algunos tratamientos de belleza que harán que tu piel se vea deslumbrante.

8.- Disfruta: Nunca te verás tan hermosa como el día de tu boda, y eso no depende de los kilos o maquillaje que traigas puesto, dependerá de la felicidad que irradies desde dentro por unir tu vida a quien amas. Concéntrate en exteriorizarla.

7 alimentos que te ayudarán a controlar el estrés

Mientras estás a régimen podrás adelgazar más eficazmente, si consumes ciertos alimentos que te ayuden a evitar la clásica ansiedad que producen las dietas.

1. El plátano. El eterno desterrado en las dietas de adelgazamiento porque contiene muchos hidratos de carbono, puede ser un gran aliado si no se consume a diario. Tiene muchos minerales, que ayudan al sistema nervioso a regularse.

2. Las almendras. Contienen todos los nutrientes necesarios para vigorizar el sistema nervioso, además de minerales y proteínas. Si se comen entre 5 y 15 almendras (sin piel, que dificulta su digestión) obtendremos mucha energía y regeneración.

3. Las uvas pasas. ¿Echas de menos comer dulces cuando estás a régimen? Pues las pasas son un también dulcérrimo sustitutivo que además contiene minerales, vitaminas B1 y B6 y ayudan a reducir el estrés. La nutricionista recomienda beber mucha agua cuando se comen pasas para compensar la pérdida de agua que produce comer fruta deshidratada.

4-5. Espinacas y brócoli. Contienen vitaminas y minerales que ayudan a regular el sistema nervioso. La espinaca es preferible comerla cruda (en ensalada) para que no pierda propiedades, y el brócoli con una cocción de no más de 10 minutos.

6. Germen de trigo. Es muy beneficioso para el sistema nervioso porque conteine magnesio, cobre y potasio. Lo podemos consumir mezclado con un yogur, con fruta o cereales. También está bueno sobre una ensalada.

7. Semillas de girasol. Sí, ¡las pipas de toda la vida! Contienen vitaminas E y B, pero las debemos consumir al natural, no fritas como las compramos en el kiosco para comer mientras vemos la tele. En los herbolarios las puedes encontrar ya peladas y listas para tomar en cualquier momento.

Más tips aquí