La clave del sólido matrimonio de Meryl Streep con su marido, el escultor Don Gummer, con quien lleva casada 36 años y tiene cuatro hijos, es que ambos son polos opuestos capaces de complementarse y aceptar sus diferencias.

“Somos como la perfecta extraña pareja. Don es un hombre de pocas palabras, yo soy la que siempre habla en casa. Él escucha con paciencia y luego vuelve a su trabajo. También me quiere como soy, intensa e hiperactiva, incluso a esta edad. Él es el claro ejemplo de persona introvertida, es el típico artista introvertido. Yo soy muy expresiva. Nos complementamos mutuamente en ese sentido”, confesó la intérprete a la revista HELLO!

Sin duda esta gran actriz ha sabido manejar su carrera y su vida personal de forma excelente, logrando equilibrar sus distintos roles, el de esposa, madre, actriz… incluso el de activista por los derechos de la mujer y la igualdad de género.  Para muestra, les dejamos estas frases de su autoría:

1. “El gran don de los seres humanos es que tenemos el poder de la empatía”.

2. “La maternidad tiene un efecto muy humanizante. Todo se reduce a lo esencial”.

3. “Al actuar no se trata de ser alguien diferente. Se trata de encontrar la similitud en lo que aparentemente es diferente, luego me encuentro a mi misma allí”.

4. “Mi familia es lo primero. Siempre lo ha sido y siempre lo será”.

5. “La ropa cara es una pérdida de dinero”.

6. “La gratificación instantánea no llega lo suficientemente rápido”.

7. “Algunas personas están llenas por la compasión y el deseo de hacer el bien, y otras simplemente no creen que nada vaya a marcar una diferencia”.

8. “No puedo soportar la mayoría de las cosas que veo”.

Fuente: Peru.com